Cortese

3 Resultados

Cortese

La Cortese es una variedad de uva blanca italiana, que crece principalmente al sureste del Piamonte, concretamente en las provincias de Asti y Alessandria, y también más allá de sus fronteras hacia Lombardia.

Muy popular y extendida en Italia, la Cortese predomina especialmente en las DO de Cortese dell’Alto Monferrato, de Colli Tortonesi y de Cortese di Gavi. Las plantaciones más significativas se encuentran en la región de Oltrpò Pavese, en Lombardia.

Las primeras documentaciones de la uva Cortese datan del año 1659, en un escrito que recoge plantaciones en el viñedo piamontés.

Con una gran historia en la viticultura italiana, el vino Gavi de la DOCG Cortese di Gavi es el más importante, que aunque no es un vino de excelente calidad, destaca por conservar la acidez a la perfección.

También se le conoce como “Bianca Fernanda”, “Corteis”, “Cortese Bianca”, “Cortese Bianco”, “Cortese d’ Asti”, “Cortese dell Astigliano”, “Courteis”, “Courteisa”, “Fernanda Bianca” y “Raverusto”.

Características de la variedad Cortese

La Cortese es una variedad muy resistente al frío y las heladas invernales, muy vigorosa, fértil, de elevada producción y regular. Resistente a la mayoría de las enfermedades, crece de forma correcta en laderas bien expuestas y que se calientan rápidamente, ya que requiere de un clima cálido y seco.

Para mantener la calidad, la Cortese debe tener una productividad baja, ya que es una variedad que presenta serias dificultades para madurar, especialmente en algunas zonas como Monferrato y Tortona.

Características de los vinos elaborados con Cortese

Los vinos elaborados con Cortese son muy populares en la zona de Génova, utilizándose especialmente para acompañar pescados locales bastante delicados, capturados en la costa de Liguria.

Son vinos de sabores frescos y acidez moderada, que por lo general tienen cuerpo medio, con notas a lima y a albaricoque verde. Destacan por su frescura mineral y cítrica, así como por el fuerte carácter de flores blancas y almendras frescas.

Cuando proceden de cosechas frías, el vino puede ser muy ácido y estar descompensado, siendo necesario compensar esto mediante técnicas de vinificación como la fermentación maloláctica o la fermentación en barrica de roble.