Brancellao

2 Resultados

La Brancellao es una variedad de uva tinta autóctona de Galicia, que destaca por ser la tercera variedad tinta originaria del Ribeiro con mayor representación en la zona.

Cultivada principalmente en las denominaciones de Rías Baixas, Ribeira Sacra, Ribeiro y Valdeorras, a mediados del siglo XIX estuvo a punto desaparecer a causa del oídio. Esto provoca que en la actualidad la Brancellao sea una uva de baja productividad, que todavía está en riesgo de desaparecer en el futuro, lo que hace que sea una de las más exclusivas.

También conocida como “Albarello”, “Brancello”, “Brancellán” o “Brancelho”, es una variedad que acostumbra a mezclarse con otras variedades con un mayor contenido polifenólico, aportando una mayor complejidad aromática entre la que destacan los olores a frutos rojos y un equilibrio sápido, potenciando así la untuosidad, el volumen y la grasa.

Características de la variedad Brancellao

La Brancellao es una variedad tinta fértil, de maduración y brotación tardía, baja productividad y difícil cultivo, ya que se muestra muy susceptible al oídio, a los ácaros y también al corrimiento de la flor provocado por las lluvias. Por el contrario, es muy resistente al mildiu y al botritis.

Los racimos de Brancellao son grandes, homogéneos y poco compactos, con un pedúnculo corto, y raquis grueso de difícil lignificación. Su cultivo se adapta perfectamente a suelos graníticos, francos y con un buen drenaje.

Las viñas de Brancellao son de vigor medio y de porte tumbado, mientras que las uvas son pequeñas y de forma elipsoidea, con el ombligo muy marcado. Tienen una piel de color rojo violeta, con hollejo grueso azul oscuro y una elevada pruina. La pulpa no tiene pigmentación, es de poca consistencia y bastante jugosa.

Características de los vinos de uva Brancellao

Varietales y con una crianza en barricas de roble, los vinos de uva Brancellao son de color rojo intenso cubierto, con un potente aroma dulce con notas de compota de frutos rojos florales, un alto contenido de azúcares naturales y acidez media.

En boca el Brancellao es un vino muy estructurado y con mucho cuerpo, de taninos integrados, final largo y un retrogusto mineral característico del terruño.

Es una variedad muy utilizada para elaborar vinos complementarios, mezclándola con otras variedades con el objetivo de aprovechar su carga aromática a frutos rojos y el conjunto de carnosidad y volumen.

Por sus características, el vino Brancellao se recomienda consumir a una temperatura de entre 14 y 18º, siendo importante conservarlo en un lugar fresco y seco, sin contacto directo con la luz.