IZAR-LEKU

Este proyecto vitícola se inicia en 2015, gracias a la amistad de las familias Zapiain-Alustiza y Lacalle-Laorden. 

 

Cultivan 3,5 hectáreas de viñedo en Zarautz con las variedades autóctonas Hondarrabi Zuri y Hondarrabi Beltza. Sus viñedos están dispuestos en parrales y orientados al noreste dando vista a los acantilados del mar Cantábrico.

 

Fruto de este trabajo elaboran Izar-Leku, un vino espumoso elaborado con una segunda fermentación en botella, también llamado método tradicional. Es un vino lleno de energía natural que unido a un largo proceso de crianza sobre lías en botella genera vinos de gran complejidad aromática y mineralidad salina.