Viña El Pisón

Hay tintos que dejan un buen sabor de boca. No sólo por sus propiedades organolépticas o por la velada o cata donde fue probado. También por su origen y relevancia en el mundo de los vinos. Este es el caso de Viña el pisón. Quien en 2015 ganó el premio “mejor tinto del año”.

Las bodegas Viña el Pisón tienen más de 30 años trabajando en Rioja alavesa. Aunque ya no ostenta el prestigioso D.O Rioja aún se esfuerza por elaborar vinos que incluso superan a esa peculiaridad. Es un grupo de viticultores amantes de la tradición, el respeto del viñedo y la varietal el responsable del éxito del Viña el Pisón. Y ¿de quién estamos hablando? De Artadi.

La marca Viña el Pisón de Artadi

Artadi empieza en 1986 y hablar de ellos es hablar de una marca consolidada en España por su calidad y respeto por la vid autóctona de la región. Gracias a la unión de un grupo de viticultores de Rioja y liderados por Juan Carlos López de Lacalle.

Claro está, crear Viña el Pisón no fue un trabajo de la noche a la mañana, pero esta fue el primero de varios proyectos que Artadi ha llevado a cabo en estos más de 30 años de trabajo. Además de Viña el Pisón están las Bodegas y viñedos Artazu en la D.O. Navarra y el Sequé, en la D.O. Alicante. Todas respetando el terruño y las características de la varietal local. Buscando a través de los vinos una representación excepcional de cada región.

Esto le ha consolidado el lugar privilegiado que ostenta y Viña el Pisón es un vino tinto que representa a Rioja (a pesar que no tenga el sello D.O. correspondiente) por la varietal a base de tempranillo que utiliza y también por las características que acompañan su cultivo y producción.

Sus viñedos están ubicados en Laguardia a 480 metros sobre el nivel del mar, las características del terruño son arcillo-calcáreos de gran profundidad. Viña el Pisón cuenta con un modesto viñedo de 2.4 hectáreas. Suficientes para obtener 3.500 kilogramos de uvas cada una gracias a sus técnicas de cultivo.

Cómo es su elaboración

La vendimia se hace en forma manual al igual que su selección de racimos y bayas, se transportan a la bodega en cajas de 15 kg. Allí se despalilla y se vinifica en depósitos abiertos de madera con una maceración al frío de unos 2 días.

Su fermentado se hace con levaduras autóctonas de la región durante 10 a 12 días con dos pisadas diarias. La fermentación maloláctica se hace en barrica y su crianza de 15 meses en barrica nueva de roble francés.

¿El resultado? Viña el Pisón es un vino monovarietal hecho 100% en tempranillo. Que realiza las propiedades del terruño y realza los sabores autóctonos de la vid, sin agentes químicos ni levaduras industriales. Ideal para acompañar un maridaje regional o experimentar con maridaje de contraste, este vino no defrauda ni al paladar más exigente. En definitiva una joya escondida entre los vinos de Rioja.