Raventós i Blanc

Raventós i Blanc es una de las familias con una de las más largas tradiciones vitivinícolas documentadas del mundo. La granja familiar donde hoy nacen sus vinos pertenece, desde el año 1497, a la familia Raventós. Cinco siglos de dedicación al cultivo de 90 hectáreas de viñedos y bosque, y una saga ligada a esta tierra generación tras generación.

Esta finca de viñedos, bosque y lago se mantiene unida, con 44 parcelas que la actual vigésimo primera generación –Pepe Raventós– cultiva de acuerdo con la viticultura biodinámica. Raventós i Blanc, fiel a la tradición, sitúa la relación entre el hombre y la naturaleza en el centro de su filosofía de elaboración.