Moric

Austria fue conocida en el siglo pasado por su alta calidad de vinos, siendo el tercer exportador potencia del preciado producto durante la primera mitad del siglo XX. No fue hasta el año 1985 donde un incidente relacionado con la adulteración por parte de unos viticultores inescrupulosos quien añadió un elemento de anticongelantes industriales en sus botellas para dar ese toque de “podredumbre noble” que adquirieron una mala fama.

Aunque este incidente es parte del pasado, el gobierno de Austria reaccionó colocando reglas más estrictas para la elaboración de vinos de calidad y en la actualidad muchos viñedos y bodegas han acatado y adaptado esas normas para salvar y mejorar la industria vinícola de la región. Y es Moric Winery una de ellas.

Adoptando un estilo orgánico sin buscar una certificación que lo convierta en un agricultor biodinámico. Roland Velich, la mente maestra tras Moric Winery busca algo diferente, según su criterio considera que los vinos están siendo producidos en masa, de manera uniforme y elaborada sólo para ganar puntos de cata sin tomar en cuenta las materias primas que lo conforman.

Terruño, clima y varietal, son los elementos que componen un buen vino. Y más si son cepas autóctonas de una región. Estas características son lo que hacen un vino diferente en cada lugar donde se cultiva, da lo mismo si es España o Francia. Un paladar sofisticado es capaz de diferenciar sus virtudes organolépticas. Y es lo que Moric Winery busca.

Su origen en Burgenland

Luego de décadas de experimentar y trabajar con vinos de borgoña, Velich se asentó en Burgenland, para enfocarse en crear vinos monovarietales que llevan las variedades autóctonas a un nuevo nivel. Burgenland es un lugar en Austria con una historia vitícola bien definida que remonta a las incursiones romanas de Marco Aurelio. Con cepas como el Blaufrankisch, una variedad autóctona de Austria y que como tal, no es encontrada en alguna otra región.

Su estilo es lento, ecológico. No utiliza pesticidas o fertilizantes sintéticos para preservar la mayoría de las levaduras naturales de la fruta, que como es sabido son cruciales para la fermentación.

Variaciones

Entre los productos que ofrece Moric Winery podrás encontrar las cepas autóctonas de la región:

  • Blaufränkisch: Cepa autóctona austriaca.
  • Grüner Veltliner: Variedad de uva blanca autóctona.
  • Chardonnay: También se le conoce como morillón.
  • Neuburger: Variedad de vid blanca autóctona.
  • Zweigelt vino tinto austriaco.
  • Blauburgunder: Especie de pinot noir por cruce natural.

Como se puede ver Velich busca a través de Moric Winery reflejar las cepas autóctonas de Austria. Sin aditivos químicos de ninguna clase.

Hay rumores relacionados con que el Blaufrankisch envejece muy bien. Quizás la intención de Moric Winery a través de sus vinos es reflejar la intención de su enólogo y viticultor de un vino lento. Que aunque pase el tiempo en botella se siga desarrollando, madurando. Mostrando nuevas propiedades organolépticas que reflejan el terroir y las virtudes de la vid que son utilizadas en los vinos monovarietales de su marca.