Listán Blanco y Negro

 

La Listán es una variedad de uva española originaria de las Islas Canarias, que está disponible tanto en variedad blanca como negra.

Ambas variedades son de gran calidad, y tienen una serie de características obvias que las diferencias y que a continuación te vamos a contar.

Características de la variedad Listán Blanco

La Listán blanco es la variedad de uva blanca más cultivada y extendida en las Islas Canarias, que crece en suelos arenosos, que lo ideal es que estén situados a una buena altura. En la Península Ibérica es más conocida por el nombre de Palomino.

Altamente resistente a las enfermedades, también es una uva muy tolerante a las altas temperaturas, que son muy frecuente en las Islas Canarias.

La Listán blanco tiene unos racimos poco compactos, de maduración temprana y porte semierguido, mientras que las uvas son medias, de color amarillo y piel muy fina.

Por lo general, los vinos elaborados con Listán blanco son suaves y aromáticos, tienen una buena acidez y un recorrido glicérico. Son caldos que se caracterizan por una elevada expresión mineral, con ligeros toques amargos.

Los vinos monovarietales de Listán blanco son los más habituales, aunque esta variedad también se utiliza para el coupage, combinándola especialmente con otras variedades de la zona, con breves pasos en barrica.

Características de la variedad Listán negro

Del mismo modo, la Listán negro también es la variedad tinta más cultivada en las Canarias, y destaca por ser la uva más representativa de la Denominación de Origen Valle de la Orotava. También es conocida como Almuñeco.

Se trata de una variedad rústica y que se adapta a la perfección al clima atlántico, altamente resistente a las enfermedades y plagas, pero muy susceptible a las altas humedades producidas por la podredumbre.

Los racimos son compactos y las bayas de color negro azulado, con forma esférica, pulpa blanda pero muy jugosa.

Los vinos elaborados con Listán negro son muy aromáticos, destacando las notas a fruta negra y un fondo mineral con recuerdos volcánicos. En esta variedad predominan los vinos jóvenes y los vinos elaborados con largas maceraciones elaborados por maceración carbónica, aunque también admite la crianza en barricas.

Por lo general son vinos monovarietales de Listán negro, aunque cuando la acidez es muy baja, acostumbra a mezclarse con otras variedades para conseguir un mayor equilibrio.

Los vinos de Listán blanco y negro son cada vez más conocidos y mejor valorados, destacando por ser vinos jóvenes muy agradables y fáciles de beber.