Izar-leku

Pocas bodegas en España tienen tanto reconocimiento y prestigio como Artadi. Siendo esta una prestigiosa marca que maneja diversos viñedos en Álava, Alicante y Navarra. Todos con respeto por la naturaleza, las características que definen el terroir de cada una y las cepas autóctonas de vid se han ganado el derecho de ser parte de la D.O. de cada localidad que representa. El Izar Leku es uno de los proyectos que Artadi tiene prospectados en la región.

El nuevo proyecto Izar Leku de Artadi

Izar Leku viene del vocablo autóctono euskera que significa “el lugar de las estrellas”. Con esto en mente en 2015 Artadi inicia este proyecto, con el cultivo de 3.75 hectáreas de la variedad de uva hondarrabi zuri y hondarrabi beltza, muy autóctonas de su región. Con estas dos variedades Artadi busca elaborar un nuevo vino espumoso, que atrape toda la esencia y propiedades de sabor, aroma y cuerpo de las variedades autóctonas de vid en España.

Esto no es algo nuevo ni inédito en Artadi. Un buen ejemplo es el proyecto El Sequé. En Alicante que busca el mismo objetivo con la vid autóctona Monastrell. No obstante, Izar leku no es pretencioso, al igual que ninguno de los proyectos que Lopez Lacalle desde 1990 ha invertido y creado.

El viticultor y enólogo Inaxio Manterolla es el encargado del cuidado del viñedo ubicado en Zarautz, al norte del país vasco. Donde las características del terroir y la influencia del mar cantábrico hacen de las suyas para asegurar una cepa natural, cargada de esos elementos que conforman el lugar donde han sido sembradas.

Es por esto que una botella de Izar Leku siempre contará con una mineralidad salina atractiva y es gracias a la influencia del mar cantábrico cuya brisa reposa sobre los viñedos.

Su elaboración

Para la elaboración de una botella de Izar Leku se requiere paciencia y dedicación. La variedad honda barri es una vid que ante otras cepas no compite en productividad. Llegando a los 60 hectolitros/hectárea pero su calidad es superior, así que compensa la balanza.

La vendimia se hace de manera manual en cajas de 10 kilogramos, para conservar la uva en un traslado seguro hasta la bodega. Allí se somete a una maceración en frío durante 24 a 48 horas. Luego un prensado muy suave con las uvas enteras.

La decantación del mosto y la fermentación se realizan en tanques de acero inoxidable durante un tiempo medio entre 10 y 12 días a temperatura controlada de 16°C la conservación se realiza entre 4 a 8 meses en depósitos inoxidables con lías finas luego se embotella. Una vez allí se realiza la segunda fermentación.

Artadi busca con Izar Leku transmitir toda la esencia del mar cantábrico, las características del terruño y la vid en un vino espumoso que sin ser de la región de Champagne, Francia, logra competir con la denominación de origen de los mismos. De esta manera Artadi presenta un espumoso blanco monovarietal que mantiene un estándar de calidad que caracteriza a todos los vinos de una marca que ha ganado premios internacionales como mejor vino del año.