Hárslevelü

 

La Hárslevelü es una variedad de uva blanca originaria de Hungría, concretamente de la cuenca de los Cárpatos, que predomina especialmente en la región vinícola de Somló y en Tokaj-Hegyalja, donde acosumbra a mezclarse con la variedad Furmint para producir el famoso vino Tokaji y otros vinos de postre. Aproximadamente, un cuarto de la superficie total del viñedo está plantado con Hárslevelü.

Es una variedad de la rama Pontian Balcánica de Vitis Vinifera, que recibe diferentes nombres en función del país en el que se cultiva: Lipovina (Eslovaquia), Frunza de Tei (Rumanía), Lindenblättriger (Alemania) y Feuille de Tilleul (Francia). Aunque en menor medida, la Hárslevelü también se cultiva en Sudáfrica.

Hárslevelü significa “hoja de tilo”, haciendo referencia a la forma de sus hojas, así como a los sabores melosos que el vino obtiene con el envejecimiento.

Después de Hungría, la región vinícola eslovaca de Tokaj es donde más se planta, y allí se utiliza para producir vinos similares a los que se elaboran en Hungría.

Después de la Furmint, la Hárslevelü es la uva más importante de Hungría.

Características de los vinos elaborados con la variedad Hárslevelü

La Hárslevelü es una variedad de maduración tardía, racimos sueltos y uvas grandes con la piel gruesa, que por su elevado contenido de azúcares, es muy utilizada y recomendada para producir el vino Tokaji.

Es una variedad sensible a la podredumbre noble, que concentra los azúcares ya altos en las uvas.

Los vinos elaborados con Hárslevelü son principalmente varietales secos puros, que se caracterizan por ser caldos muy densos, con cuerpo, de color verde con matices dorados, y un intenso aroma a especias, polen, flores de saúco, frutas de hueso y cítricos.

En muchos casos, el vino de Hárslevelü tienen carácter ahumado y meloso, y en ciertos caldos se pueden apreciar sabores picantes.