Domaine de Montille

Cuando se habla de una bodega con trayectoria de forma inmediata se ponen los ojos sobre Domaine de Montille. Esta bodega infunde respeto por la cultura vinícola. Aprobando métodos orgánicos y biodinámicas basados en el terroir además la pureza de los vinos con la menor intervención humana posible.

El Domaine de Montille cuenta con más de 35 hectáreas de viñedo repartidas entre la Cote de Beaune y Cote de Nuits en Francia. Una enorme propiedad que rivaliza con Domaine de Vougeraie. De igual tamaño.

Hubert de  Montille siempre ha defendido a las bodegas y domains familiares frente a las grandes corporaciones vinícolas que buscan cantidad sobre calidad. Y es por esto que ha adoptado esta cultura biodinámica.

La historia del Domaine de Montille

Esta familia tiene un origen desde el siglo XVII. Esta tuvo cambios más que nada en cuanto a los nombres de la familia, quedando en Domaine de Montille en 1863. En borgoña hay un refrán popular que reza: “una sola generación es suficiente para destruir el trabajo de muchos” y la familia Montillé cometió errores y perdió terrenos por la situación económica de ese momento.

Es aquí cuando Hubert Montillé desde 1947  empezó a cambiar el enfoque de Domaine de Montille. Abogado de profesión prefirió la viticultura. Este hombre rompió  con la tradición familiar de vender sus vinos a los comerciantes.

Hubert apuesta por el futuro de la botella, en cómo se desarrollará el caldo en su interior, aquí es cuando empieza el cambio de Domaine de Montille. Cuando Hubert decidió hacer vinos por amor y no por comercio. Y se reflejan en sus productos. Siendo auténticos y se afirman con el pasar de los años, reflejan personalidad y las características del terruño donde es plantada la vid.

La elaboración

Un vino proveniente del Domaine de Montille representa un estilo orgánico y biodinámica. Desde 1985 se ha prescindido de insecticidas, pesticidas o fungicidas sintéticos. Desterraron cualquier clase de molécula en fertilizantes que no fueran orgánicos. Esto aseguró el sello de biodinámica y la cosecha 2011 fue la primera cosecha 100% biodinámica.

¿Por qué es tan importante? Para Domaine de Montille el terroir es lo más importante para plasmarlo en cada vino que fabrican. Y el método de elaboración es lo más tradicional posible: vendimia a mano, prensado suave y fermentado con levaduras locales. Asegurando así que el caldo no tenga ningún tipo de aditivo químico adicional.

Esto asegura un vino vibrante, vivo. Con gran capacidad de añejamiento incluso en botella. Con tiempos óptimos de hasta 15 años. Domaine de Montille se enfoca en mantener todo al natural. Utilizando fertilizantes de compost, animales y supervisa cada etapa del viñedo desde la siembra y cuidado de la vid hasta su cosecha. Manteniendo las propiedades características de cada añada con exactitud y orgullo.

Una botella de Domaine de Montille representa el orgullo de una casa que tiene cientos de años en el negocio viticultor. Y luego de tanto tiempo aún son capaces de traer a tu mesa un producto de excelente calidad.