Dolcetto

 

La Dolcetto es una variedad de uva tinta italiana que crece especialmente en la zona del Piamonte, situada al norte de Italia. En español el nombre de esta variedad significa “pequeña dulce”, que puede deberse a que es una uva con una elevada cantidad de azúcares naturales, o como referencia al nombre de las colinas en las que se cultiva.

Aunque no está demostrado, se cree que la Dolcetto es originaria de Francia, y que de ahí fue llevada a Monferrato, una pequeña región del Piamonte italiano.

Aunque está presente en otros lugares, la Dolcetto predomina en la zona del Piamonte, donde acostumbra a plantarse para producir vinos jóvenes.

Fuera de la región del Piamonte, la Dolcetto también se encuentra en Saboya, donde es conocida como Douce Noire”, y en California, donde recibe el nombre de Charbono.

Y a pesar de estar muy ligada a Italia y al Piamonte, las plantaciones más antiguas de Dolcetto se encuentran en Australia, con vides del año 1860 aproximadamente.

Características de la variedad Dolcetto

La Dolcetto es la tercera variedad en extensión del Piamonte, después de la Nebbiolo y la Barbera.

Es una variedad de maduración temprana, que se adapta muy bien a los climas fríos y elevados, en los que otras variedades diferentes podrían tener problemas para el crecimiento.

Se caracteriza por ser un tipo de uva de baja acidez, taninos suaves y poco agresivos, que consigue su mejor versión cuando se cultiva en Ovada y Alba.

Características de los vinos elaborados con Dolcetto

Los vinos elaborados con Dolcetto se caracterizan por ser vinos ligeros y fáciles de beber, con sabores a cerezas negras, licores y ciruelas pasas muy marcados, y un característico y persistente final amargo con notas a almendras.

Tradicionalmente los vinos de Dolcetto son secos, y pocas veces se producen vinos dulces, destacando por un inconfundible final amargo. De acidez moderada y taninos poco agresivos, transmite un aroma floral muy agradable. Para evitar que pierda su rebosa frutosidad, se recomienda consumir en uno o dos años como máximo.

Son de color violáceo oscuro debido a la elevada cantidad de antocianos que tiene la piel de las uvas. Por esta razón, muchos cultivadores prefieren reducir el tiempo de maceración del vino con las pieles. 

Ligero y fácil de beber, el Dolcetto marida muy bien con pastas y platos de pizza, siendo un tipo de vino que está presente en las pizzerías italianas más prestigiosas.