Bodegas Antídoto

España es el cuarto país a nivel mundial exportador de vino, superado por Francia, Chile y Australia. No obstante resulta que países como Estados Unidos o China prefieren el vino español por su variedad y calidad. ¿Esto a que se debe? España tiene cultura vinícola. Y ha mantenido la tradición por generaciones.

Y la bodega Antídoto es una de ellas. Bertrand Sourdais es miembro de una familia que por 5 generaciones se ha mantenido en la vanguardia de la producción de vinos. Que es de origen francés pero luego de 10 años de experiencia en la tierra de Soria, que forma parte del D.O. Rivera del Duero le ha convencido de no volver a su tierra natal.

Para comprender por qué Bodega Antídoto tiene tanta relevancia para el D.O. Rivera del Duero debe contar su origen.

Historia de bodegas Antídoto

Sourdais quien ha tenido experiencia con el manejo de bodegas y viñedos, se crió en Domaine de Pallus en Francia. Y en 1999 llega a Soria para convertirse en un director técnico de dominio de Atauta, y fue en el año 2010 que decide fundar Antídoto. Quién según sus propias palabras: es “Su antídoto contra el despido” junto a David Hernando, otro enólogo de Soria quién apostaba por el mismo propósito que Sourdais.

Ya luego vendría su proyecto más íntimo: Dominio de Es. Queriendo rescatar esa cultura vinícola de la región, respetando las condiciones de la tierra (un tanto difícil) de menos de 1000 metros sobre el nivel del mar.

La primera añada de bodegas Antídoto se dio en 2009, y lo refleja en su vino Antídoto 2014. Con una crianza en roble de 12 meses en barricas francesas semi nuevas y vendimia manual en cajas de 12kg.

Objetivo de bodegas Antídoto

Si hay algo que caracteriza a la región de Soria en la D.O. Rivera del Duero son los suelos arcillosos y difíciles de trabajar. Es por esto que Sourdais y su equipo apuestan por viñedos viejos. Y le gustaría que el viñedo viejo tuviera más protección. Las cepas viejas han resistido por siglos y la región cuenta con viñedos que cuentan con 90 a 120 años de antigüedad.

El objetivo de bodegas Antídoto es llevar a la mesa del consumidor un vino elaborado con cepas viejas preservando la tradicional vid y evitando a los clones modificados o híbridos que empezaron a surgir desde la década de los 70’s.

Tal y como él comenta: “En Francia estamos pagando caro los clones, por las enfermedades de la madera que hacen que se pierda una gran parte del viñedo todos los años”.

Es por esto que prefiere un viñedo viejo, que ha soportado en el terreno por décadas y que transmite al vino características organolépticas que lo llevan a un nuevo nivel.

Las bodegas Antídoto no apuestan tanto por la cantidad. Sus creaciones no son parte de un consumo masivo donde el Coupage y la producción en masa abarrotan los anaqueles. Sus colecciones buscan reflejar lo mejor de la D.O. Rivera del Duero en la mejor manera posible y es a través del Vino Antídoto.